COMUNICADOS DE PRENSA


06/01/2022

DeclaraciĆ³n por la defensa de la democracia


Al llegar al final del año 2021, si bien logramos sobrepasar la crisis del covid-19 y entramos en recuperación, debemos estar alertas, ante los ataques que vienen recibiendo las instituciones tanto desde agrupaciones políticas antidemocráticas.

Hay la gran cantidad de candidatos a la Presidencia de la República, demuestra que nuestra democracia funciona. Todos tienen oportunidad y libertad de expresión.  Vemos, sin embargo, un peligro real en que, candidatos antidemocráticos con poca posibilidad política puedan convertirse en una opción, dado que la gran mayoría de las fuerzas políticas democráticas están divididas y centradas más en ataques personales que en la exposición de alternativas económicas y sociales.

Hacemos un llamado para que todos los colombianos defiendan la democracia para evitar lo sucedido en varios países vecinos donde candidatos populistas han ofrecido repartir la riqueza nacional y en nombre del pueblo se han apoderado de la riqueza de todos, acabando con los empresarios y con los empleados y los obreros y exterminando a los emprendedores.

¡Defender la democracia ahora!, debe ser el objetivo en los próximos procesos electorales en Colombia por parte de los políticos, sus partidos y los colombianos, antes de que el pueblo colombiano corra el peligro de convertirse en emigrante obligado y pordiosero en el exterior.

------------------------

DECLARACION POR LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA

Por: Dario Jaramillo Moreno

El Centro de Estudios Colombianos, presente desde hace más de 60 años en la vida política de Colombia, ha contribuido con su pensamiento y a través de sus miembros, en la construcción de políticas sociales y económicas de beneficio para todos los colombianos.

Mucho se ha hecho, mucho hemos construido, aunque todavía hay mucho por hacer, pero sin perder de vista los avances económicos y sociales de Colombia, que se sitúa entre las primeras economías de América Latina. Reconocida por su crecimiento moderado pero permanente gracias a sus políticas de desarrollo económico y social y a su vinculación a la economía mundial, que permite generar empleo a sectores exportadores como los de las flores, el café, el carbón y el petróleo. De ello depende gran cantidad de empleo de muchas familias colombianas.

Hoy sin embargo, al llegar al final del año 2021, aunque logramos sobrepasar la crisis del covid-19 y entramos en recuperación, debemos estar alertas, ante los ataques que vienen recibiendo las instituciones tanto desde agrupaciones políticas antidemocráticas, como de representantes de organismos internacionales los cuales le hacen juego a los ataques a nuestras instituciones.

Hay la gran cantidad de candidatos a la Presidencia de la República, demuestra que nuestra democracia funciona. Todos tienen oportunidad y libertad de expresión.  Vemos, sin embargo, un peligro real en que, candidatos antidemocráticos con poca posibilidad política puedan convertirse en una opción, dado que la gran mayoría de las fuerzas políticas democráticas están divididas y centradas más en ataques personales que en la exposición de alternativas económicas y sociales.

Los colombianos quieren escuchar de sus candidatos visiones de desarrollo con opción para todos. Queremos escuchar de los candidatos democráticas programas que nos unan en un objetivo común, y que nos llenen de confianza en el futuro.  Queremos tener la seguridad de que nuestros hijos y nietos van a poder vivir en una Colombia más justa y con mejores opciones económicas para todos. Queremos un próximo presidente que defienda la democracia por el bien del futuro de todos.

Pedimos a los políticos que no se repita la calamidad de Bogotá, que, en un pasado no tan lejano, por vanidad y miopía de los candidatos democráticos, entró en retroceso económico y social grave.

Hacemos un llamado para que todos los colombianos defiendan la democracia ahora. Hay que DEFENDER LA DEMOCRACIA AHORA. Luego será tarde, como ha sucedido en varios países vecinos donde candidatos populistas han ofrecido repartir la riqueza nacional y en nombre del pueblo se han apoderado de la riqueza de todos, acabando con los empresarios y con los empleados y los obreros y exterminando a los emprendedores, llegando al colmo de que un taxista gana menos de 20 mil pesos al mes. Y luego, quien protesta va para afuera. Vean solo las fotos de la cantidad de personas pobres que caminan hacia la libertad que ofrece Colombia.

¡Defender la democracia ahora!, es una consigna que queremos que se convierta en el objetivo de los políticos y sus partidos y de todos los colombianos individualmente, antes de que el pueblo colombiano corra el peligro de convertirse en emigrante obligado y pordiosero en el exterior.

Luego, será tarde.

 

 

 

 

 

< Regresar